Crónica de una liga soñada

[et_pb_section fb_built=»1″ _builder_version=»3.0.92″ custom_padding=»30px|0px|10px|0px»][et_pb_row custom_padding=»24px|0px|27px|0px» _builder_version=»3.0.47″ background_size=»initial» background_position=»top_left» background_repeat=»repeat»][et_pb_column type=»4_4″ _builder_version=»3.0.47″ parallax=»off» parallax_method=»on»][et_pb_image src=»https://clubtucumandegimnasia.com/wp-content/uploads/2017/12/Logo-Tucumán-de-Gimnasia-400×400.png» _builder_version=»3.0.92″ max_width=»14%» max_width_phone=»50%» max_width_last_edited=»on|phone» module_alignment=»center» animation_style=»fade»][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=»3.0.92″ header_font=»Roboto Condensed|700|||||||» header_text_align=»center» custom_margin=»-10px|||» animation_style=»fade» animation_delay=»300ms»]

CLUB TUCUMAN DE GIMNASIA

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.0.92″ header_font=»Roboto Condensed|700|||||||» header_text_align=»center» header_3_font=»Roboto Condensed|||on|||||» header_3_text_align=»center» custom_margin=»-30px|||» animation_style=»fade» animation_delay=»450ms»]

SITIO WEB OFICIAL

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section fb_built=»1″ fullwidth=»on» _builder_version=»3.0.92″ custom_padding=»0px|0px|0px|0px»][et_pb_fullwidth_menu menu_id=»5″ submenu_direction=»downwards» fullwidth_menu=»off» mobile_menu_bg_color=»#001e3f» _builder_version=»3.0.92″ menu_font=»Roboto Condensed||||||||» menu_font_size=»18px» menu_text_color=»#ffffff» background_color=»#0eb1f2″ custom_margin=»|||» custom_padding=»|||300px» custom_padding_phone=»|||0px» custom_padding_last_edited=»on|phone»][/et_pb_fullwidth_menu][/et_pb_section][et_pb_section fb_built=»1″ _builder_version=»3.0.92″ custom_padding=»0px|0px|20px|0px»][et_pb_row custom_padding=»0px|0px|27px|0px» _builder_version=»3.0.92″][et_pb_column type=»3_4″ _builder_version=»3.0.47″ parallax=»off» parallax_method=»on»][et_pb_image src=»https://clubtucumandegimnasia.com/wp-content/uploads/2018/03/Foto-Noticia-21-03-800×400.jpg» align=»center» _builder_version=»3.0.92″][/et_pb_image][et_pb_text _builder_version=»3.0.92″]Foto: Prensa Tucumán de Gimnasia.
[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.0.92″ header_font=»Roboto Condensed|700|||||||»]

Crónica de una liga soñada.

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.0.92″ text_font=»Roboto Condensed||||||||» text_font_size=»17px»]

    Si, se soñó. Se clasificó. Se preparó, se comenzó a entrenar y se debutó. Se jugó en casa y también se jugó de visitante. Se ganó por mucho, por poco y en algunos partidos también se perdió. Así, se cumplió el primer y gran objetivo, pero aún así, se fue por más. Se viajó, se concentró, se vio muchos videos, se leyeron muchas estadísticas y se compitió frente a los mejores. Hasta que finalmente, no se pudo más. Sin embargo, Tucumán de Gimnasia vivenció su primera Liga Argentina A2 como un sueño cumplido.

    Todo comenzó el pasado 29 de octubre donde el equipo dirigido por Marcelo Díaz derrotó a su par de Pellegrini Vóley en la final del Torneo Regional de Vóley y aseguró su lugar en la Liga Argentina A2 que se avecinaba. Tal fue el festejo que todo el club, aquellos que eran frecuentes como ellos que se acercaban por primera vez, se juntó en un solo grito de campeón y como el nuevo representante tucumano en la segunda división del vóley nacional.

    A partir de allí, ya con el enfoque de lo que significaba la competencia, arribaron los refuerzos necesarios para estar acordes a la exigencia deportiva propuesta. Los centrales Emmanuel Corso y Tomás Olmedo, el armador Pablo Bernardi y el libero tucumano Juan Pablo Usqueda fueron los cuatro jugadores que se incorporaron al plantel joven (con promedio de 20 años) que venía demostrando ser uno de los mejores equipos de la provincia hace años junto a Monteros Vóley. 

    Turno de pesas y gimnasio por la mañana y, llegada la noche, tocaba agarrar la pelota para entrenar cuestiones del juego y las estrategias habladas con el estadista y el resto del cuerpo técnico. Así, durante casi tres meses y medio sin descanso y con el objetivo bien claro: avanzar la primera fase y, por lo tanto, mantener la categoría.

    El primer juego fue en casa, como local y con toda la familia de Tucumán de Gimnasia. El rival fue Ateneo Mariano Moreno de Catamarca que se preparó para lograr, tras varios años, el ascenso a la Liga A1. Tal fue así que la victoria quedó para los catamarqueños que aprovecharon del nerviosismo propio del debut del lobo que rápidamente tuvo que superarlo de cara al primer viaje.

    Destinos Coronel Vidal, Dolores y Capital Federal donde los capitaneados por Manuel Téran Ulloa no solamente cosecharon sus primeras dos victorias en este torneo (frente a Mar Chiquita Vóley y Estudiantes de la Plata) sino que demostraron estar preparados para el nivel que pretendía la A2.

    Frente a Villa Dora y Rosario Vóley continuó la travesía. Los santafesinos mostraron un nivel superior al tucumano que los posicionaba cerca de la punta del grupo que comandaba, en ese momento, San Lorenzo de Almagro mientras que Rosario Vóley, un plantel con un solo experimentado (el central Pablo Peralta, ex Selección Argentina) no logró imponerse ante la efectividad de Tucumán de Gimnasia que de este tercer weekend cosechó otros tres puntos en búsqueda del (ya más que conocido) objetivo.

    Fue hora de volver a hacer de anfitriones frente a Mar Chiquita en el que se complicó más de lo que se había planificado. En la visita, el opuesto Rodrigo Ronda mantuvo a su equipo arriba durante todo el juego gracias a sus 38 puntos. Sin embargo, con paciencia y enfoque, Tucumán de Gimnasia logró revertirlo y ganar el encuentro con un maratónico 3-2 (este partido duró cerca de 2 horas y 30 minutos).

    Con el incentivo propio de una remontada, el plantel viajó a Catamarca para volver a enfrentar a Ateneo quien estaba como puntero de la zona. En una noche mágica, con gran partido de todos los jugadores, Tucumán de Gimnasia ganó tres importantes puntos frente a más de mil personas que colmaron el Polideportivo catamarqueño.

    Con cinco triunfos y tan solo tres derrotas, llegaron los últimos dos weekend y ambos, se jugaron en Tucumán. Sin embargo, fueron los dos fines de semana más complicados para el equipo porque estaban a muy poco de conseguir la clasificación pero al mismo tiempo, había que jugar cuatro partidos claves.

    Tanto fue así que el juego frente a Estudiantes de La Plata fue el peor en cuanto a desenlace: derrota 1-3 contra quien venía subiendo en la tabla y, además, la lesión en el tobillo de Maximiliano Geysels, la primera de la temporada. Más allá de este duro golpe, el equipo al otro día consiguió una gigante victoria ante el nuevamente puntero San Lorenzo de Almagro demostrando que aún quedaba mucho.

    Únicamente restaba por conseguir dos sets en dos partidos que faltaban jugar, frente a Villa Dora y ante Rosario Vóley. El primero fue derrota 1-3 ante los santafesinos (el único elenco que venció al lobo en la ida y vuelta) que además trajo el susto de un golpe en el pie por parte del capitán Manuel Terán Ulloa. Día siguiente, frente a los rosarinos, con la necesidad de ganar un solo set todos los jugadores (incluidos los juveniles) salieron a la cancha y celebraron un especial 3-0 para ratificar la clasificación, quedar entre los mejores doce del torneo y por ende, mantener el cupo para la próxima Liga Argentina A2 2019.

    ¡Objetivo cumplido! Pero fue ahí donde se planteó otro enseguida, quedar entre los ocho mejores equipos del torneo. Se emprendió un nuevo viaje hacia la Capital Federal para jugar el Cuadrangular campeonato donde Tucumán de Gimnasia venció en el debut, gracias al partido perfecto, a San Lorenzo de Almagro en su casa y en sets corridos. Pero, la ansiedad por estar a poco de la segunda misión fue más. El elenco tucumano cayó 3-1 ante Central Norte de Salta y Paracao de Entre Rios, quedó cuarto en el grupo y fue eliminado del torneo.

    Experiencia, juego, nivel y muchas anécdotas surgieron de esta primera Liga A2 para el lobo tucumano. Una competencia corta, exigente y con todo lo necesario para colocar a un equipo de chicos jóvenes entre los mejores del país. La Liga para Tucumán de Gimnasia no terminó. Únicamente se toma un receso de algunos meses para que el lobo continúe preparándose y siga soñando en este que es el compromiso más importante dentro de los más de ochenta años que tiene la institución.

 

Plantel de Tucumán de Gimnasia en esta Liga A2:

Juan Pablo Abuin, Ramiro Navarro, Luciano Arrueta, Juan Alvarez Torne, Gonzalo Reverberi, Mariano Lozano, Emmanuel Corso, Maximiliano Atria, Pablo Cerisola, Pablo Bernardi, Maximiliano Geysels, Juan Pablo Paiduj, Manuel Terán Ulloa (C), Facundo Noguera, Juan Pablo Usqueda, Lucas Bretones, Ignacio Soraire Lazarte y Tomás Agustín Olmedo.

Cuerpo Técnico: Entrenador: Marcelo Díaz. Asistente: Nahuel Guerrero. Preparador Físico: Yamil Chaya. Manager: Pablo Cerisola. Estadista: Mauro Montero. Ayudante Estadista: Giancarlo Ranieri.

[/et_pb_text][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_4″ _builder_version=»3.0.47″ parallax=»off» parallax_method=»on»][et_pb_sidebar orientation=»right» area=»sidebar-1″ _builder_version=»3.0.92″ header_font=»Roboto Condensed|700||on|||||» header_text_align=»center» header_font_size=»20px» header_line_height=»2em» custom_margin=»20px|||» custom_padding=»|||50px»][/et_pb_sidebar][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section][et_pb_section fb_built=»1″ background_color=»#0c71c3″ _builder_version=»3.0.92″ custom_padding=»13px|0px|3px|0px»][et_pb_row _builder_version=»3.0.92″][et_pb_column type=»1_3″ _builder_version=»3.0.47″ parallax=»off» parallax_method=»on»][et_pb_image src=»https://clubtucumandegimnasia.com/wp-content/uploads/2017/12/Logo-Tucumán-de-Gimnasia-400×400.png» _builder_version=»3.0.92″ max_width=»22%» module_alignment=»center»][/et_pb_image][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_3″ _builder_version=»3.0.47″ parallax=»off» parallax_method=»on»][et_pb_text _builder_version=»3.0.92″ text_font=»Roboto Condensed|700|||||||» text_font_size=»20px» custom_margin=»10px|||»]

Club Tucumán de Gimnasia

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.0.92″ text_font=»Roboto Condensed||||||||» text_font_size=»18px» custom_margin=»-25px|||»]

82 años de historia

[/et_pb_text][/et_pb_column][et_pb_column type=»1_3″ _builder_version=»3.0.47″ parallax=»off» parallax_method=»on»][et_pb_text _builder_version=»3.0.92″ text_font=»||||||||» text_font_size=»15px» custom_margin=»10px|||»]

Cordoba 1180, San Miguel de Tucumán.

[/et_pb_text][et_pb_text _builder_version=»3.0.92″ text_font=»||||||||» text_font_size=»15px» custom_margin=»-25px|||»]

(0381) 4213578

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]